lunes, 11 de febrero de 2008

Hipercorrección

No lo puedo evitar. Sé que esta calvicie es producto de rallarme tanto, pero es que hay cosas que no entiendo. Os cuento. Odio las aberraciones que se hacen con el lenguaje. La pobreza de vocabulario es algo triste (de lo que ya hablaré en otra ocasión), pero la hipercorrección es aún peor.

La hipercorrección es la formación de vocablos o estructuras lingüísticas que pretende dar un toque de distinción culta a aquel que hace uso de ella, cuando lo cierto es que el resultado final es aún más cutre. Con este ejemplo, espero explicarme mejor: Metro de Madrid. Cuando el tren está a punto de llegar, un mensaje en una pantalla nos avisa de que el "próximo tren va a efectuar su entrada en la estación". ¿Pero qué significa "efectuar una entrada"? ¿No sería mejor decir, simplemente, "el tren va a entrar en la estación"?

Total, que quise enterarme de dónde se coordinan esos mensajes que nos avisan en el metro. El primer paso fue llamar al número genérico de información. Allí les pedí que me pasaran con el responsable de comunicación de Metro de Madrid. Cuando conseguí hablar con el responsable, amablemente me pidió que le mandara mi duda por escrito.

Le escribí a su email personal y por la tarde me respondió. Me contó que las funciones de información al usuario (megafonía y teleindicadores) forman parte de las tareas desarrolladas por el Puesto Central de Mando de Metro de Madrid, en la estación de Alto del Arenal.

El Sistema de CTC (Control de Tráfico Centralizado) coordina todos los metros que entran, salen, esperan en un túnel, se retrasan, o se adelantan (que también ocurre). El CTC determina qué tipo de información se ofrece al usuario, pudiendo insertar cualquier mensaje a conveniencia (incluyendo, sí, el de
"próximo tren va a efectuar su entrada en la estación").

Lo siguiente que hice fue ir a Alto del Arenal para ver en persona cómo funciona el CTC. Allí necesitaba una autorización especial para entrar, y, dado que tardan un tiempo en concedértela, lo dejé estar, contento con lo que había averiguado hasta el momento.


He de decir que todo el personal de Metro de Madrid fue muy amable conmigo, así que agradezco su ayuda para saciar estas estúpidas curiosidades que de vez en cuando me asaltan. Lo suyo fue auténtica corrección en el trato.

4 comentarios:

Elena dijo...

¿Sólo era curiosidad? ¿No vas a denunciarlos al negociado de pleonasmos de la RAE? (Claro que no es exactamente un pleonasmo, es más bien una idiotez.)

Por cierto, los trenes de RENFE también efectúan sus entradas en las estaciones.

Irina. dijo...

Atención, nave espacial Irina efectuando olizaje. ¿ O debería decir olizando? jA,JAAAAAAAAA

Moriré de risa cuando vea con mis propios ojos: "tren dirección bla,bla,bla..va a entrar en estación."

Javier dijo...

Deberías haber cursado la instancia correspondiente para acceder al CTC pero a mi lo que me parece una jodienda del cartelito no es lo de "efectuar su entrada" sino lo de "próximo tren", el no poner el artículo determinado masculino singular EL. ¡EL puto tren!

Eynar Oxartum dijo...

Yo voy a efectuar una escritura de comentario aquí mismo. Siempre me pareció muy curioso es que se pusiera tilde en "Sáinz" de Baranda, cuando "Sainz" es monosílabo, puesto que la a diptonga con la i. Por otro lado, me choca que la parada "Santiago Bernabéu" unas veces lleve tilde y otras no. Quizá tenga algo que ver con la ley de la conservación de las tildes, que es como la conservación de la energía pero a lo ortográfico: si el metro de madrid es un sistema ortográficamente aislado, los procesos adiabáticos harán que las tildes faltantes en algunas estaciones sobren en otras para conservar su número. Está clarísimo.