viernes, 31 de octubre de 2008

Gatos negros

En este día de Halloween, vuelvo de entre los muertos para contaros que anoche pude presenciar una invasión de gatos negros, símbolo de presagios fatales, en el Templo de los Deportes de Madrid.


Llegaron a contarse hasta 15.000 gatos negros (y algún que otro dragón rojo):


El motivo: la macabra congregación de una extraña y malvada secta llamada Amaral, en cuyo celo de ganar prosélitos, dejaron mensajes ocultos como éste:


El resto de la terrorífica y vibrante noche fue así:



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Fantasmagórica secta, Amaral... :-)

¿De qué me suena la psicofonía ésta...?
Feliz Halloween, habitantes del Planeta Horri.

Co.

Vickyland dijo...

ayyyy que bien lo pase yo tambien, Oli!!! y que me fui con mi careta de gato...

besukiss

Malva da Pao dijo...

y porque en el escorial no nos dieron careta??
Amaral se sale!!!! qué pena no haber sabido que tocaba!!! jorrssss esas cosas se avisan!!!

Anónimo dijo...

grrrrrrrrrrrrrr,no,no y noooo

allí debería haber estado yo

y ni siquiera lo supe

cheshi

Guardagujas dijo...

¡¡Qué brutal!! Hasta Espectroli ha sido invocado... qué alegría volver a leerte ;) Poderosa secta esta.

¡Miau!

[antonio] dijo...

Jo

:(