jueves, 2 de octubre de 2008

Echándole hierro al asunto

En mis viajes interestelares, muchas veces he tenido que comprar repuestos para mi cápsula, y casi siempre me he encontrado con el mismo problema: que en las ferreterías no sé cómo pedir las cosas. Soy un mono, qué queréis que haga.


Al entrar en una ferretería, conviene llevar un paquete de palomitas de maíz y dárselo al dependiente para que disfrute como es debido del espectáculo. Imaginad esta situación, aderezada con ditirámbicos gestos: "Quiero una especie de cosa para tallar madera, pero no en plan curvo, que..." "¡Ah! Usted quiere un formón...", me responde el dependiente, con cierto ensañamiento. O intentad comprar una bisagra y veréis que no es tan simple.

Parece que cuando entras a una ferretería, tienes que conocer cómo se llaman las cosas. Y si el dependiente disfruta viéndote sufrir intentando transmitírselo, es porque hay que buscarle alicientes al hecho de vender virolas a dos euros.

3 comentarios:

Irina. dijo...

Yo es que le pongo musiquita.. "una libra de clavos y un formón/ una libra de clavos y un formón".

Además tengo me pilla al lado del cole una ferretería industrial de las de sírvase Ud. mismo y es una ventaja.

Pero un día vinieron a casa unos eruditos fontaneros a arreglar un radiador que perdía, me dijeron que le faltaba una pieza con un nombre muy difícil y que bajaban un momento a la fregoneta a buscarla. Como soy curiosa me quedé allí para identificar,en adelante, la pieza con su nombre y cuál no sería mi sorpresa... que ya les dije:

¿No sería más sencillo si lo llamaráis esparto como se llama en mi pueblo?

(tatanf)

onetickettokentucky.wordpress.com dijo...

Los ferreteros son malvados, aunque eminencias en el mundo del tornillo. Si te levantas con depresión, lo peor que puedes hacer es ir a una ferretería, esos tíos te hunden solo con el saludo. Hijos de puta.

Malva da Pao dijo...

mi truco es poner cara de no haber roto un plato, hablar en voz bajita y superdulce... y explicarle con gestos y haciendo la forma de lo que necesite con las manos diciendo "necesito una movida para...."
cuando el hombre y lo identifica y me dice el nombre, digo yo: ESO!! es que no me salia el nombre!!
(esto vale para cualquier tienda!!!)