domingo, 18 de mayo de 2008

Manhattan Bar

Existe un lugar en Madrid donde mi mente y mi trasero pueden reposar sin miedo a sufrir los efectos de la resaca al día siguiente: Manhattan Bar.

Manhattan Bar, en la calle Moratín, 5 (metro Antón Martín) es un reducto del barrio de Huertas donde es fácil hacer amigos (especialmente si te gustan los juegos de dardos) y donde la bebida, como ya he dicho, no es de garrafón. Tiene lo mejor de los bares de Huertas (la localizacion, clientela variada) y lo mejor de los bares decentes (personalidad y anti-garrafón). Y lo mejor, por supuesto, el nombre.

El negocio está encarando una nueva andadura con nuevos dueños, que le están dando mucha vidilla. En mi caso, por lo pronto, este bar ha subido a lo más alto de la categoría "bares a los que ir siempre que puedas". Y lo necesitaba, porque desde que falleció Beni, ningún lugar ha llenado ese vacío que todos necesitamos llenar al grito de "¡Jefe, otra ronda!".




5 comentarios:

Irina. dijo...

¡Los colores, me gustan los colores del bar maldito..!!

Y está cerca de veras, je,jjeeeeee..

Irina. dijo...

Pd: "..no hay como el calor del amor en un bar..

Besos a tu princesa!!!

Elena dijo...

Pablo, esta entrada tiene todo el sabor de la añorada Maldita Gran Manzana. Como si la hubiera escrito MadrOLIño.

Oli dijo...

¡¡¡JAJAJJAAA!!! ¿Madroliño? Habrá que explorar las cavernas del planeta, a ver si aparece algún habitante desconocido por allí...

Sí, me propuse no hacer entradas turísticas, salvo en este caso, ya que este bar va a cumplir un papel importante pronto.


OLI I7O

Ross dijo...

Intuía que me iba a gustar sí, sí. Bueno, ahora sólo me falta conocerlo in person.

Besetes!