lunes, 1 de diciembre de 2008

Bella (por dentro)

Hace unas semanas vi la película Bella. Casualmente, la señora que limpia en mi trabajo se llama igual. Pero esta Bella es rusa. Entre otras habilidades, toca la flauta travesera y es capaz de montar un Kalashnikov con los ojos cerrados, como le enseñaron en el colegio cuando era pequeña.


Entre fregonazo y fregonazo, Bella me está enseñando ruso. En el idioma ruso hay tres géneros: masculino, femenino y, digamos, intangible (que no es nuestro neutro). Palabras como voluntad, coraje y esperanza pertenecen a este último grupo.

"¿Y alma?", le pregunté. "Nooo... Alma es femenino", me dijo Bella.

3 comentarios:

Simulador dijo...

me ha encantao... y cuando a uno le encantan las cosas, poco más que decir tiene (que entonces fijo que lo estropeo)

Malva da Pao dijo...

¿lo dudabas?

Oli dijo...

"Alma" en castellano... masculino en singular, femenino en plural.


OLI I7O